Instituto Metropolitano de Transporte de Caracas - INMETRA CARACAS Preguntas Frecuentes






Terminales de Pasajeros Públicos de Caracas no se dan abasto en temporadas

Se acercan los carnavales y los terminales son la alternativa más usada por los caraqueños para salir de la ciudad y disfrutar de los días de asueto. ¿Cuáles son sus condiciones actuales?

Se acercan los carnavales y los terminales de pasajeros son la alternativa más usada por los caraqueños para salir de la ciudad y disfrutar de los días de asueto. ¿Cuáles son sus condiciones actuales?


Caracas está servida por 8 terminales de pasajeros, de los cuales 2 son públicos: Terminal La Bandera y el Terminal de Oriente. Ambos con más de 20 años de construidos, por lo que presentan debilidades en su infraestructura, pues no crecieron en  la misma medida en la que ha crecido la ciudad, muy a pesar de ser éstos los que registran la mayor cantidad de usuarios movilizados y rutas al interior del país.

 

 

Dificultades que presentan nuestros terminales de pasajeros

 

 

1.- Congestionamiento propio del volumen que manejan.

Recordemos que el Terminal La Bandera fue puesto en servicio por Alcalde Antonio Ledezma cuando fue gobernador de la ciudad, hace unos 20 años. La ciudad ha crecido en población y número de rutas, y la infraestructura sigue siendo la misma. Se han ofrecido otras instalaciones para sustituir el terminal, pero no se ha avanzado en ese aspecto.

2.- Problemas de limpieza en la instalación. Al aumentar el volumen de pasajeros también aumenta la producción de residuos sólidos que no son atendidos oportunamente.

3.- Problemas de seguridad en las instalaciones que se ven excedidas en su capacidad.

4.- No están tecnificados. No hay tecnología adecuada a nuestros tiempos para la compra de boletos, por ejemplo.

5.- Falta de servicios y entes para la movilización de pasajeros, por ejemplo: menores de edad.

6.- Problema de acceso a las instalaciones desde distintos puntos de la ciudad.

 

Otro gran problema que presentan los terminales es que son manejados por las alcaldías, las cuales no le dan la atención debida ni el uso eficiente que debería de tener. Lo ven como un negocio no como un servicio público, según Fernando Mora, director ejecutivo de CAVENTREX.

 

El Terminal La Bandera, por ejemplo, tiene más espacio destinado al comercio que para las líneas que prestan el servicio allí. Es el único terminal de pasajero que cobra un tasa de 6% al boleto para cada ruta interurbana y adicional cobra el 6% a las empresas que prestan el servicio, lo que implica que tiene un ingreso del 12% por cada pasajero que se mueve en rutas interubanas, más los ingresos obtenidos por los comercios. Si se cumplieran con la normativa vigente, donde todos los ingresos que lleguen a los terminales sean reinvertidos en ellos, probablemente el Terminal La Bandera tendría mejores instalaciones.

 

La inseguridad es un tema que preocupa a todos los venezolanos y que no tiene una respuesta eficiente por parte del estado. La seguridad en los terminales está en manos de las policías municipales, bastante disminuidas, y la Guardia Nacional; se necesita coordinación oportunidad de los entes para controlar el cúmulo de personas y la incidencia de delitos eficientemente. Para ello, es obligatoria la presencia de efectivos en los terminales que inhiba la actuación de los delincuentes todo el año, colocar los dispositivos de seguridad y supervisión como la de los aeropuertos nacionales, pues los grandes problemas de inseguridad para los transportistas se presentan al salir del terminal y dentro de las unidades, donde una vez en la vía son atracados por delincuentes a bordo, según explica el Ing. Fernando Mora.

 

Las líneas piratas son una consecuencia de una flota ineficiente en los terminales públicos y privados, afectando la seguridad de los pasajeros al viajar en unidades que no están en condiciones o debidamente aprobadas para el servicio. Esto sucede por falta de vigilancia del estado.

 

Por su parte el SUNDEE vigila taquillas y cumplimiento de la normativa de las líneas de transporte que operan dentro de los terminales de pasajeros y obvia a las líneas que operan a los alrededores, quienes aprovechan las temporadas y la falta de unidades para especular y cobrar tarifas más altas, sin garantizar el estado de las unidades.

 

Para el Ing. Mora, los terminales de pasajeros colapsan en las épocas pico y los fines de semanas básicamente por las políticas erradas del gobierno implementadas en los años 2007-2008, cuando cerraron la licencia de importación para las unidades que prestan el servicio interurbano, autobuses que no se producen en el país y que vienen de Brasil en su mayoría.

 

La crisis y las malas decisiones del estado han llevado a una disminución de la flota para cubrir las rutas y además impiden la compra de nuevas unidades. El cierre de las importaciones desde el 2008 hasta la fecha nos ha dejado un déficit de 2000 unidades para cubrir la demanda.
La edad promedio de las unidades de transporte interurbano, y en general del parque automotor público, supera los 20 años, aunado a la falta de repuestos se traduce en unidades en malas condiciones y otras totalmente desincorporadas sin oportunidad de ser sustituidas.
Un estudio diagnóstico realizado por la Cámara Venezolana de Transporte Extraurbano determinó la cantidad de 22 millones de dólares para satisfacer las necesidades del servicio. Cifra llevada a subasta, de la cual sólo fue aprobado 7 millones de dólares y liquidados hasta el momento  2.8millones de dólares.

 

La tarifa cobrada al pasaje no alcanza para mantener el servicio, aun así el director ejecutivo de la Cámara Venezolana de Empresas de Transporte Extraurbano asegura que las unidades operativas dentro de los terminales de pasajeros públicos cumplen con la normativa de seguridad y condiciones para garantizar el traslado seguro de los pasajeros en viaje largos.

 

La Ing. Eddy Luz Cristiani considera necesario que la población tome extremas precauciones en sus traslados durante esta temporada.

-          Van a circular por una red vial mal mantenida.  Sólo el 10% de la vialidad está en condiciones, la mayoría presenta problemas de pavimento, puentes en lamentables condiciones y señalización escasa, entre otras debilidades.

-          No todas las empresas que prestan el servicio son confiables. Deben utilizar los servicios autorizados por los entes reguladores y que cumplen con las normativas.

-          El personal operativo debe estar calificado para trasladar a los pasajeros. Es necesario constatar que los conductores estén en condiciones para tomar el volante y tengan asistencia durante el camino.

 

Para concluir:

 

La falta de coordinación entre los distintos niveles de gobierno se ve reflejada en las políticas que integran al sector transporte.

Desde la Alcaldía Metropolitana estamos proponiendo el uso de tecnología que aumente la seguridad de las unidades de transporte interurbanos como se ha hecho con Transmetrópoli, el cual ha demostrado tener un menor índice de incidencia, así como la apertura de escuelas para capacitar conductores responsables.

 

 

Fuente: Programa Soluciones GV – Movilidad en Carnavales

Ing. Eddy Luz Cristiani, presidente de INMETRA-Caracas, e Ing. Fernando Mora, Director Ejecutivo de la Cámara Venezolana de Empresas de Transporte ExtraUrbano – CAVENTREX

2011 © INMETRA-CARACAS

TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS. RIF: G-20006603-2

PROHIBIDA LA PRODUCCION TOTAL O PARCIAL DE CUALQUIER

MATERIAL DE ESTE PORTAL SIN LA AUTORIZACION EXPRESA DE LOS EDITORES.

Liberen-A-Ledeza-12